Reseña Histórica


 
 

En 1956 la Comandancia General de la Armada detectó la necesidad de crear un cuerpo de hombres ranas, como se les llamaba a los buzos o nadadores que participaron en acciones bélicas en la Segunda Guerra Mundial, formando el primer grupo de “Sección de Trabajos Submarinos” integrado por 18 elementos de distintas especialidades capaces de dar solución a los problemas subacuáticos.

A pesar de que en esa época los conocimientos básicos y técnicos del buceo eran escasos, el primer grupo asumió la responsabilidad y destacaron sus exitosas actuaciones, espíritu de cuerpo, “disciplina, valor y eficiencia”, lema que a la fecha se conserva y ha caracterizado siempre al personal de buzos de la Secretaría de Marina – Armada de México.

Participaron por primera vez buzos autónomos como fuerza de apoyo, previo al desembarco de fuerzas anfibias en la Operación Chamela en las maniobras de desembarco en la Bahía de Chamela, Jalisco, y el 1 de enero de 1959, la Sección se reorganiza como Primera Compañía de Comando Submarino, como unidad operativa y centro de formación e instrucción de los buzos de la rama Trabajos Submarinos, actualmente Primera Compañía de Trabajos Submarinos.

Con fecha 15 de marzo de 1989 se crea la Escuela de Comando Submarino, dependiendo militar y administrativamente del Mando Naval y académicamente de la Dirección General de Educación Naval, con el propósito de mantener en constante formación, especialización y capacitación la educación en el ámbito acuático y la operatividad en trabajos submarinos.

A partir del primero de septiembre del 2007 se crea la Escuela de Búsqueda, Rescate y Buceo con sede en el puerto de Acapulco, Guerrero; dependiendo operativa y administrativamente de la Rectoría de la Universidad Naval y militarmente del Mando Naval con sede en el mismo puerto, y asume las funciones que venía realizando la Escuela de Comando Submarino la cual entró en receso con misma fecha.

La Escuela de Búsqueda, Rescate y Buceo se creó con el fin de satisfacer las necesidades de personal para la operación y mantenimiento del Sistema de Búsqueda y Rescate (SAR, por sus siglas en inglés), y de buceo y trabajos submarinos de la Armada de México.

Con fecha 14 de diciembre de 2017 fue autorizada por la Secretaría de Educación Pública la solicitud de enmienda presentada por el Almirante Luis Orozco Inclán, Rector de la Universidad Naval, Clave de la Institución 090792, quedando registrados los Planes de Estudios de las Carreras Técnico Profesional en Buceo Naval y Trabajos Submarinos (Clave DGP 821202) y Técnico Profesional en Búsqueda y Rescate Marítimo (Clave DGP 821203) en la Sección Primera del Libro 78 de las Instituciones Educativas, Foja 23.

Así mismo los cursos que se imparten se clasifican en dos áreas, para búsqueda y rescate los siguientes cursos: Nadador de Rescate de Superficie, Nadador de Rescate desde Helicóptero, Motorista de Embarcación Clase Defender, Patrón de Embarcación Clase Defender, Operación y Mantenimiento de embarcaciones Clase MLB (Motor Life Boat) que consta de tres niveles, Comunicaciones de Emergencia de Búsqueda y Rescate, Coordinador en Escena, Planeamiento de Búsqueda y Rescate Marítimo y, para el área de buceo los siguientes cursos: Buceo Básico, Buceo y Trabajos Submarinos dividido en dos etapas; Primario y Avanzado, Buceo de Combate para las Fuerzas Especiales, así como el Curso de Actualización y Valoración de Trabajos Submarinos.

Los instructores del Área de Búsqueda y Rescate (SAR) son oficiales de la Armada de México y se han capacitado en diferentes centros de entrenamiento de la Guardia Costera y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Los períodos de preparación de estos instructores varían de acuerdo al curso efectuado y van desde cuatro semanas para el Curso de Planeamiento de Búsqueda y Rescate Marítimo, hasta cuatro meses y medio para el curso de Nadador de Rescate desde Helicóptero.

El personal de instructores del Área de Buceo, es egresado de la Escuela de Comando Submarino de la Armada de México (hoy en receso), pero también se han capacitado en el Centro de Buceo de la Armada Española y en la Escuela de Buceo y Salvamento de la Armada de Colombia. Este personal año con año realiza ejercicios de intercambio de profesionales de buceo con los Grupos de Trabajo de Buceo de la Marina de los Estados Unidos de América para obtener las certificaciones correspondientes a su capacidad.

La infraestructura de la escuela se encuentra totalmente climatizada, cuenta con 10 aulas multimedia para la impartición de diversos cursos, un simulador de Operaciones de Búsqueda y Rescate, biblioteca, sala de cómputo con internet, cafetería, alojamiento para 126 alumnos, gimnasio, alberca olímpica con fosa de 5.5 metros de profundidad, sección sanitaria, cámara hiperbárica y área de talleres para el mantenimiento de embarcaciones y motores fuera de borda.

El compromiso del personal directivo, docente e instructores de la Escuela de Búsqueda, Rescate y Buceo es buscar la excelencia en materia de formación, capacitación y adiestramiento, satisfaciendo las necesidades de personal especializado de la Armada de México y de las instituciones que el Alto Mando ordene, inculcando en los alumnos los valores y la doctrina naval que hemos heredado de quienes nos han precedido en la construcción y fortalecimiento de lo que hoy es para los mexicanos la Armada de México, una institución fuerte y leal, preocupada y ocupada de manera permanente en la salvaguarda de la vida humana en la mar.

El 6 de agosto de 2018 se inicia el calendario escolar de la Escuela de Búsqueda, rescate y Buceo, cursando las Carreras: Técnico Profesional en Buceo Naval y Trabajos Submarinos, con una matrícula estudiantil de 16 alumnos, 02 de origen militar y 14 de extracción civil (07 femeninos y 09 masculinos) y Técnico Profesional en Búsqueda y Rescate Marítimo con una matrícula estudiantil de 19 alumnos, 02 de origen militar y 17 de extracción civil (04 femeninos y 15 masculinos).